Dr. Ulises Nieves

Usted no tiene que vivir con dolor.

Algos le ofrece manejo holístico del dolor y cuidados paliativos, bajo los más altos estándares.

Le proporcionamos:

  • Tratamientos gentiles.
  • Dosis bajas de medicamento.
  • Atención humana y personalizada.
  • Máxima eficacia.

  Esto es Algos.

Especializado en:

Dolor crónico relacionado con el cáncer

Algos utiliza tratamientos específicos como infiltración y terapia celular para minimizar el dolor relacionado con el cáncer. El dolor no debe detenerlo. Recupere su fuerza para iniciar, continuar o reponerse de la lucha contra el cáncer.

Dolor por Enfermedades Crónico degenerativas

Dirigido por el Dr. Ulises Nieves, Algos tiene un enfoque humano en los cuidados paliativos, interesados en el bienestar físico y emocional de cada uno de nuestros pacientes. Entendemos su dolor, como único. Le ofrecemos atención humana y personalizada para seguir adelante, después de un diagnóstico.

Dolor de Otras Condiciones Crónicas

Utilizamos tratamientos especializados y gentiles. Le ayudamos a superar el dolor causado por enfermedades crónicas; incluyendo ciática y otros problemas espinales, síndrome del miembro fantasma, neuralgia del trigémino, migraña, enfermedad de Lyme y herpes. Comience a vivir su vida plenamente.

Experiencia Algos

Grand Hotel Tijuana

Algos se encuentra dentro del piso Grand Care del Grand Hotel Tijuana. Grand Care atiende a pacientes norteamericanos y canadienses, y está diseñado para ofrecerle un ambiente exclusivo, con la seguridad y las comodidades que usted merece.

Turismo en Tijuana

A pocos minutos de la frontera de San Diego, Tijuana sigue ganando prestigio en todo el mundo, por sus innovadoras instalaciones médicas. Le invitamos a conocer más sobre la dinámica escena artística de Tijuana, la emergente y hospitalaria industria gastronómica, y la proximidad a las hermosas playas de Baja California.

Testimonio de un paciente

“Muchas gracias por sus conocimientos, sus constantes capacitaciones sobre terapia celular y su disposición para atenderme. Sólo han pasado 20 días, y ya puedo sentir una enorme diferencia. Su bondad y preocupación, son realmente del corazón”.

-Christina Neil